Lifting

El Lifting es la operación que permite reposicionar los tejidos de la cara que han caído por efectos del tiempo y la fuerza de gravedad, brindando un aspecto rejuvenecido.
Los mejores candidatos para un lifting facial son el hombre o la mujer cuya cara y cuello han comenzado a aflojarse, pero que aún conservan la elasticidad y cuya estructura ósea facial es fuerte y bien definida.

La mayoría de los pacientes se encuentran entre los cuarenta y sesenta años, aunque se pueden lograr muy buenos resultados en pacientes de setenta años y más. Un lifting facial mejorará los profundos surcos de las mejillas, y la piel fláccida de la cara y el cuello que aparece con el paso de los años, haciendo que se vea mejor, con aspecto rejuvenecido y más fresco y mejorar su autoestima en el mismo proceso. Antes de tomar la determinación de realizar la cirugía, piense cuidadosamente sobre las expectativas que tiene en esta operación y discútalas con el Dr. Tagliapietra.

PLANEANDO LA CIRUGÍA

El lifting facial es una cirugía muy individualizada. En su consulta inicial y las subsiguientes será evaluada la textura de su piel, su musculatura facial, el tejido graso y la estructura ósea. Se discutirán sus inquietudes y se planeará el tipo de operación a realizar, discutiéndose los detalles con Ud. No dude en realizar cualquier pregunta que tenga, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados de la cirugía.

TIPOS DE ANESTESIA

La mayoría se realizan bajo anestesia local combinada con una sedación que facilita un sueño fisiológico y analgesia endovenosa. En ocasiones puede emplearse la anestesia general.

¿CÓMO ES LA CIRUGÍA?

Un lifting facial requiere de algunas horas de cirugía o algo más si se combinan otros procedimientos. Se tratan la piel, la grasa, tensando el SMAS (el sistema músculo aponeurótico superficial de la cara) para después retirar el exceso de piel y suturar las incisiones con técnicas que hacen las cicatrices prácticamente imperceptibles en pocos meses.

VOLVIENDO A LA NORMALIDAD

Ud. estará bastante recuperada a las 72 hs. pero deberá tomarse las cosas con calma durante la primer semana de postoperatorio. Sea especialmente cuidadosa con su cara y su cabello, no se acerque a fuentes de calor, no tome bebidas muy calientes y no realice ningún tipo de esfuerzos.
El Dr. Tagliapietra le indicará el momento ideal para retornar a sus actividades habituales. La mayoría de los pacientes retornan a su trabajo entre los diez días y las dos semanas después de la cirugía


Si Ud. está pensando en un lifting…

El lifting es la operación que permite reposicionar los tejidos de la cara que han caído por efectos del tiempo y la fuerza de gravedad, brindando un aspecto rejuvenecido.

Los mejores candidatos para un lifting facial son el hombre o la mujer cuya cara y cuello han comenzado a aflojarse, pero que aún conservan la elasticidad y cuya estructura ósea facial es fuerte y bien definida. La mayoría de los pacientes están entre los cuarenta y sesenta años, aunque se pueden lograr muy buenos resultados en pacientes de setenta años y más. Un lifting facial mejorará los profundos surcos de las mejillas, y la piel fláccida de la cara y el cuello que aparece con el paso de los años, haciendo que se vea mejor, con aspecto rejuvenecido y más fresco y mejorar su autoestima en el mismo proceso. Pero no va a darle un aspecto totalmente diferente ni devolverle la salud y vitalidad de su juventud.
Antes de tomar la determinación de realizar la cirugía, piense cuidadosamente sobre las expectativas que tiene en esta operación y discútalas con el Dr.Tagliapietra.

¿CÓMO ES LA CIRUGÍA?

Un lifting facial requiere de algunas horas de cirugía o algo más si se combinan otros procedimientos. La incisión comienza generalmente en la región temporal extendiéndose en un surco natural adelante de la oreja o inmediatamente por dentro de la misma según sea menos notorio para cada paciente en particular, ascendiendo por detrás del lóbulo auricular hasta el cuero cabelludo. Si se requiere especial trabajo sobre el cuello se realiza una pequeña incisión por debajo del mentón.
La piel se separa de la grasa y el músculo que están por debajo. La grasa se succiona con lipoescultura o realiza un trimming a tijera para mejorar el contorno. El paso siguiente es tensar el SMAS (el sistema músculo aponeurótico superficial de la cara) para después estirar la piel sobre el mismo, recortar el exceso y suturar las incisiones con técnicas que hacen las cicatrices prácticamente imperceptibles en pocos meses. Después de la cirugía se deja colocado un pequeño drenaje por debajo de la piel detrás de la oreja para disminuir la inflamación y acortar la recuperación postoperatoria

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

Cuando un lifting facial es realizado por un cirujano calificado las complicaciones son infrecuentes y generalmente menores. Sin embargo los caracteres individuales son variables de un paciente a otro en su anatomía, reacciones físicas y capacidad de cicatrización, por lo cual la evolución puede no ser completamente predecible. Las complicaciones que pueden ocurrir incluyen: hematoma (colección de sangre debajo de la piel que debe ser drenada por el cirujano), infección (muy rara), reacciones a la anestesia y disminución de la sensibilidad y movilidad de algunos músculos faciales (usualmente temporaria). Las alteraciones de la cicatrización y sufrimientos de la piel están presentes en los fumadores crónicos. Todos los riesgos son minimizados si Ud. sigue correctamente las indicaciones del cirujano.

PLANEANDO LA CIRUGÍA

El lifting facial es una cirugía muy individualizada. En su consulta inicial y las subsiguientes será evaluada la textura de su piel, su musculatura facial, el tejido graso y la estructura ósea. Se discutirán sus inquietudes y se planeará el tipo de operación a realizar, discutiéndose los detalles con Ud. Se tendrán en cuenta las condiciones de salud que puedan causar inconvenientes durante la cirugía, tal como hipertensión, diabetes, problemas de coagulación, alergias, tendencias a cicatrización anormal, hábito de fumar, ingestión de medicamentos, etc. Le será explicado el tipo de anestesia a emplear, el sanatorio donde será realizada la misma y el tipo de riesgos y costos para su caso en particular. No dude en realizar cualquier pregunta que tenga, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados de la cirugía.

PREPARÁNDOSE PARA LA CIRUGÍA

Se le darán instrucciones específicas, incluyendo como prepararse para la cirugía, que comer o tomar, cuanto fumar y restricciones con respecto a la ingestión de ciertas vitaminas y medicamentos. Seguir cuidadosa-mente estas instrucciones ayudará para tener un mejor. Si Ud. Fuma es especialmente importante restringir el consumo al mínimo desde dos semanas antes de la cirugía. El fumar inhibe el flujo sanguíneo a la piel y puede interferir su vitalidad causando interferencia en la cicatrización. Si su cabello está muy corto, sería preferible que lo deje crecer antes de la cirugía, lo suficiente como para que ayude a esconder las incisiones mientras estas están curando. No olvide comprometer a algún allegado para que lo acompañe a casa después del alta y lo asista durante los dos primeros días de postoperatorio.

TIPOS DE ANESTESIA

La mayoría de los liftings faciales se realizan bajo anestesia local combinada con una sedación que facilita un sueño fisiológico y analgesia endovenosa.
La anestesia local da insensibilidad a la zona operada, por lo cual Ud. no tendrá ninguna sensación de disconfort.
La anestesia general es utilizada ocasionalmente, dependiendo de las necesidades propias del paciente.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

No hay generalmente molestias de importancia después de la cirugía. De todas maneras se indican regularmente analgésicos y antiinflamatorios para disminuir la posibilidad de dolor e inflamación (el dolor o inflamación severos deben ser reportados inmediatamente al cirujano). Algo de anestesia en la piel es normal y desaparece habitualmente durante los primeros meses.

VOLVIENDO A LA NORMALIDAD

Ud.estará bastante recuperada a las 72 hs. pero deberá tomarse las cosas con calma durante la primer semana de postoperatorio. Sea especialmente cuidadosa con su cara y su cabello, no se acerque a fuentes de calor, no tome bebidas muy calientes y no realice ningún tipo de esfuerzos.
Se le darán indicaciones para retornar a sus actividades habituales. Las mismas incluirán las siguientes sugerencias:

1. Evite todo tipo de actividad física, incluyendo sexo y trabajos pesados hogareños al menos por dos semanas.
2. Evite el alcohol, baños saunas y de vapor por algunas semanas.
3. Limite su exposición al sol por algunos meses y utilice siempre pantalla solar factor 40.
4. Sobre todo descanse mucho y permita a su cuerpo invertir la energía en la curación.

En un principio su cara podrá verse y sentirse un tanto extraña, sus rasgos algo distintos a causa de la inflamación y sus movimientos faciales algo tirantes.
Algo de inflamación puede persistir por dos o tres semanas y podrá sentirse un poco cansada. A la tercer semana Ud. se verá y se sentirá mucho mejor. La mayoría de los pacientes retornan a su trabajo entre los diez días y las dos semanas después de la cirugía. Si es necesario, maquillajes especiales le permitirán disimular algún pequeño hematoma persistente.

SU NUEVO ASPECTO

Las probabilidades de que Ud. esté muy conforme con su lifting son excelentes, especialmente si Ud. considera que los resultados definitivos no son aparentes en forma inmediata. Aún después de que los hematomas y la hinchazón hayan desaparecido, la piel de su cara puede sentirse seca por algún tiempo.
En algunos casos los hombres verán que deberán afeitarse en zonas distintas (por detrás del cuello y las orejas) ya que la piel con crecimiento de barba ha sido reposicionada. Ud. tendrá algunas incisiones como producto de su lifting pero las mismas estarán escondidas por el pelo o en surcos naturales de su cara y orejas. De todas maneras, y con el correr del tiempo serán muy poco visibles.
Realizar un lifting facial no detiene el reloj, pero lo atrasa. Su cara continuará envejeciendo con el tiempo y Ud. probablemente querrá repetir el procedimiento una o más veces, tal vez cinco o diez años después. Pero de todas maneras los efectos de un solo lifting facial son duraderos. Años después Ud. continuará viéndose mucho mejor que si nunca se hubiera operado.