Cirugía estética de la nariz

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz y es una de las cirugías estéticas más comunes. Puede reducir o agrandar su tamaño, cambiar la forma de la giba o de la punta, angostar las alas o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio.

LOS MEJORES CANDIDATOS

Los mejores candidatos para la cirugía son aquellos pacientes que buscan mejorar el modo en que se ven. Si es saludable y realista en sus objetivos Ud. puede ser un buen candidato.

La edad debe ser considerada. No se deberán operar pacientes hasta que hayan completado su desarrollo óseo facial, cosa que ocurre a partir de los 15 años para las mujeres y un poco después para los hombres.

PLANEANDO SU CIRUGÍA

En esta entrevista se discutirán las expectativas que Ud. tiene sobre los resultados de la intervención y si algún procedimiento complementario está indicado en su caso.
El Dr. Tagliapietra le explicará las técnicas de anestesia que se utilizarán, el lugar de la intervención, y los riesgos y costos del procedimiento.

TIPOS DE ANESTESIA

La rinoplastía se puede realizar bajo anestesia local con neurolepto-analgesia o anestesia general según decidan paciente y cirujano. Este tipo de anestesia es la más empleada. Ud. estará bien sedada durante toda la cirugía y sin dolor ya que toda la zona operatoria estará bloqueada e insensible.

LA CIRUGÍA

Según el caso la cirugía requiere usualmente entre una y dos horas de, aunque procedimientos más complicados pueden prolongarse. Durante la cirugía se despegará la piel que recubre la nariz y se modificarán el cartílago y los huesos adaptándolos a la forma deseada. Luego la piel es repuesta sobre la nueva estructura y un yeso es colocado sobre la misma.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Después de la cirugía, particularmente al día siguiente Ud. sentirá su cara hinchada, algo de dolor en la nariz y probablemente algo de cefalea. La mayoría de estos síntomas pueden ser controlados con analgésicos y antiinflamatorios. Deberá permanecer en cama en posición semisentada durante las 48 horas siguientes a la intervención.


Si Ud. esta pensando en una rinoplastia ..

La rinoplastía es una operación que permite corregir la forma de la nariz y mejorar la función respiratoria en los casos en que sea necesario.
La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz y es una de las cirugías estéticas más comunes. Puede reducir o agrandar su tamaño, cambiar la forma de la giba o de la punta, angostar las alas o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio.

LOS MEJORES CANDIDATOS PARA LA RINOPLASTIA

La rinoplastia puede mejorar su apariencia y darle confianza, pero discuta sus reales expectativas con el Dr. Tagliapietra antes de decidirse por la cirugía.
Los mejores candidatos para la cirugía son aquellos pacientes que buscan mejorar el modo en que se ven. Si es saludable y realista en sus objetivos Ud. puede ser un buen candidato.
La edad debe ser considerada. No se deberán operar pacientes hasta que hayan completado su desarrollo óseo facial, cosa que ocurre a partir de los 15 años para las mujeres y un poco después para los hombres

CUALES SON LOS RIESGOS ?

Cuando la operación es realizada por un cirujano con experiencia las complicaciones son infrecuentes y usualmente menores. Estas pueden ser evitadas siguiendo las indicaciones del cirujano para antes y después de la intervención.
Después de la cirugía podrán presentarse hematomas en los párpados,y moderada hichazón que desaparecerá en algunos días. Las cicatrices permanecerán invisibles ya que, en la mayoría de los casos, se ubicarán dentro de las fosas nasales.
En algunos casos de reoperaciones o de más complicada resolución, una pequeña incisión será ubicada en la columela , la parte inferior de la nariz, pasando inadvertida en pocas semanas.
Un caso de cada diez necesitará algún pequeño retoque. Estos casos no son predecibles y ocurren normalmente en la casuística de los cirujanos más experimentados.

PLANEANDO LA CIRUGÍA

La consulta inicial es muy importante. En esta consulta el Dr. Tagliapietra requerirá sus antecedentes clínicos, alergias, medicaciones actuales: vitaminas, aspirina u otras, y si tiene el hábito de fumar. También deberá comunicar si padece algún trastorno respiratorio o traumatismo previo.
En esta entrevista se discutirán las expectativas que Ud. tiene sobre los resultados de la intervención y si algún procedimiento complementario está indicado en su caso.
El Dr. Tagliapietra le explicará las técnicas de anestesia que se utilizarán, el lugar de la intervención, y los riesgos y costos del procedimiento.
No dude en realizar en esta consulta todas las preguntas que Ud. tenga, especialmente aquellas relacionadas con los resultados esperados.

PREPARÁNDOSE PARA LA CIRUGÍA

El Dr. Tagliapietra le dará a Ud. instrucciones específicas acerca de como prepararse para la cirugía, incluyendo consejos sobre comidas o bebidas, cigarrillo y el tomar o evitar ciertos medicamentos o vitaminas.
Siga cuidadosamente estas instrucciones y ayudará a tener un postoperatorio más tranquilo. Si Ud. fuma es especialmente importante que reduzca significativamente el consumo por una o dos semanas antes de la cirugía.
El fumar inhibe el flujo de sangre a la piel y puede interferir con la cicatrización de las heridas. Asegúrese de que algún allegado lo acompañe a su casa después de la cirugía y los asista por uno o dos días.

TIPOS DE ANESTESIA

La rinoplastía se puede realizar bajo anestesia local con neurolepto-analgesia o anestesia general según decidan paciente y cirujano.
La anestesia local es generalmente la más empleada. Ud. estará bien sedada durante toda la cirugía y sin dolor ya que toda la zona operatoria estará bloqueada e insensible.

LA CIRUGÍA

Según el caso la cirugía requiere usualmente entre una y dos horas de, aunque procedimientos más complicados pueden prolongarse. Durante la cirugía se despegará la piel que recubre la nariz y se modificarán el cartílago y los huesos adaptándolos a la forma deseada. Luego la piel es repuesta sobre la nueva estructura y un yeso es colocado sobre la misma.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Después de la cirugía, particularmente al día siguiente Ud. sentirá su cara hinchada, algo de dolor en la nariz y probablemente algo de cefalea. La mayoría de estos síntomas pueden ser controlados con analgésicos y antiinflamatorios. Deberá permanecer en cama en posición semisentada durante las 48 horas siguientes a la intervención.

Se presentarán moretones alrededor de los ojos incrementándose hasta los tres días. Compresas frías podrán reducir la hinchazón y hacerla sentir mejor. La mayoría de la hinchazón y los moretones desaparecerá en las dos primeras semanas. Un pequeño sangrado es normal durante los primeros días. En algunos casos se dejará un taponaje anterior que se retirará en 48 a 72 hs. No se podrá sonar la nariz por un par de semanas posteriores a la cirugía.

VOLVIENDO A LA NORMALIDAD

La mayoría de los pacientes de rinoplastía se encuentran bien a las 48 hs. Y podrán regresar a sus actividades sedentarias 1 semana después de la cirugía. Pasarán algunas semanas hasta retomar totalmente sus actividades.
Deberá evitar actividades extenuantes por dos o tres semanas. No golpearse o frotarse la nariz ni tomar sol por ocho semanas. Lave su cara y aplique sus cremas o cosméticos con suavidad.
Ud. podrá usar sus lentes de contacto en cuanto los sienta cómodos, pero no podrá usar anteojos por dos a tres meses, hasta que esté bastante deshinchada.

SU NUEVO ASPECTO

En los días siguientes a la cirugía su rostro aparecerá levemente hinchada y con algunos moretones, algunos pacientes se deprimen un poco por esta situación y es algo comprensible.
Esto pasará rápidamente y día a día Ud. se verá y sentirá mejor. En un par de semanas no parecerá que ha pasado por una cirugía.
De todas maneras el proceso de la cicatrización es lento y algo de hinchazón puede permanecer por algunos meses, especialmente en la punta nasal. Los resultados finales podrán apreciarse alrededor de transcurrido un año de la intervención.