Implantes faciales

Este procedimiento permite cambiar la forma y el balance de la cara mediante el empleo de implantes que corrigen la proyección del mentón, de los pómulos, etc.

¿QUE SE PUEDE ESPERAR DE UN IMPLANTE FACIAL?

Los implantes faciales son usados frecuentemente por los cirujanos plásticos para balancear los perfiles de la cara, generalmente en combinación con otras cirugías estéticas. Por ejemplo la rinoplastia en pacientes con falta de proyección de su mentón permitiendo balancear la armonía de su perfil, o en procedimiento de lifting facial para resaltar la apariencia de los pómulos y dar en el una apariencia más juvenil.

¿CUALES PUEDEN SER LAS COMPLICACIONES?

Los implantes faciales tienen un bajo rango de complicaciones encontrando entre las más frecuentes:

Malposición: el implante puede desplazarse de su ubicación original siendo necesaria una cirugía de revisión si este defecto fuese notorio.

Infección: puede ocurrir en cualquier intervención quirúrgica. Es tratada con antibióticos y si no se resuelve puede ser necesario retirar transitoriamente el implante.

Los implantes son hechos de silicona sólida. No existe actualmente evidencia científica que este tipo de implantes sean de alguna manera nocivos para el organismo. Estos implantes no necesitan, generalmente, ser reemplazados.

PLANEANDO SU CIRUGÍA

La consulta inicial es muy importante. En esta consulta el Dr. Tagliapietra requerirá sus antecedentes clínicos, alergias, medicaciones actuales: vitaminas, aspirina u otras, y si tiene el hábito de fumar. En esta entrevista se discutirán las expectativas que Ud. tiene sobre los resultados de la intervención y si algún procedimiento complementario está indicado en su caso.

El Dr. Tagliapietra le explicará las técnicas de anestesia que se utilizarán, el lugar de la intervención, y los riesgos y costos del procedimiento. No dude en realizar en esta consulta todas las preguntas que Ud. tenga, especialmente aquellas relacionadas con los resultados esperados.

TIPOS DE ANESTESIA

Esta cirugía es generalmente realizada bajo anestesia local y sedación endovenosa. Ud. estará despierto durante la cirugía pero relajado e insensible al dolor.

LA CIRUGÍA

Implante de mentón

La colocación de un implante de mentón puede tomar aproximadamente 30 minutos. Durante el procedimiento se realiza un pequeño bolsillo por delante del mentón accediendo, ya sea a través de la piel por debajo del mentón o por dentro de la boca, según el caso en particular. En este bolsillo se coloca un implante de silicona sólida del tamaño adecuado para la corrección deseada y se cierra con puntos delicados. Luego se inmoviliza por algunos días con cinta microporosa para minimizar la hinchazón.

Implantes de malar

La colocación implantes de malar se realiza tanto como procedimiento único o como complemento de un lifting facial. Las vías de abordaje para su colocación son habitualmente dos: vía párpado inferior o por la misma incisión del lifting. Durante el procedimiento se realiza un pequeño bolsillo por delante del hueso del pómulo (hueso malar). En este bolsillo se coloca un implante de silicona sólida del tamaño y forma adecuados y se cierra con puntos delicados.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Implante de mentón

Ud. Podrá experimentar algún discomfort e hinchazón en la zona por algunos días. También alguna dificultad para sonreír. Algunos moretones o equimosis pueden ser visibles en la zona del mentón o el cuello por algunos días. Si el implante se colocó por vía submentoniana los puntos de la piel serán retirados a la semana y si colocó por vía intrabucal las suturas se reabsorberán en dos a tres semanas.

Implantes de malar

En caso de ser cirugía única, Ud. observará una moderada hinchazón en la zona y probablemente algún pequeño hematoma. En caso de estar realizada en conjunción con un lifting, pasará más desapercibida disimulada por la inflamación de la operación principal.