Lipoescultura

La lipoescultura es una técnica para extraer acúmulos de tejido graso no deseado de áreas específicas del cuerpo, tales como: mentón, cuello y mejillas; abdomen, caderas y región glútea, muslos, rodillas y tobillos. La lipoescultura no es un sustituto para los tratamientos de adelgazamiento, pero es el método de elección para extraer la grasa que no responde a la dieta y al ejercicio.

LOS MEJORES CANDIDATOS PARA LA LIPOESCULTURA

Los mejores candidatos para la lipoescultura son aquellos pacientes que están dentro de un peso relativamente normal, pero que presentan molestos acúmulos de tejido adiposo en ciertas áreas de su cuerpo.

LA CIRUGÍA

El Dr. Tagliapietra introducirá una aguja especialmente diseñada a través de una mínima incisión en la piel. A través de ella se infiltrará una solución de una solución de líquido anestésico, que además facilitará la licuación de la grasa y evitará el sangrado. Mediante una cánula conectada a una unidad de vacío de realizará la aspiración controlada del tejido graso que reducirá la zona hasta quedar satisfactoriamente modelada. Luego de esto se colocará una prenda de compresión adecuada a la zona tratada.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

La vestimenta compresiva será usada en forma permanente durante las dos primeras semanas. Podrá quitársela para tomar una ducha diaria a partir del tercer día. La vestimenta compresiva previene la acumulación de líquido en las áreas tratadas y favorece la inmovilización de la piel.

Puede haber molestias moderadas por 5 a 7 días, dependiendo de la magnitud del procedimiento y la respuesta particular de cada paciente. Se indican analgésicos y antiinflamatorios para controlar las molestias postoperatorias.
La hinchazón desaparece mayormente de las áreas intervenidas en las primeras semanas. El drenaje linfático aplicado en este período mejora notablemente la evolución. Este masaje estimula el flujo sanguíneo en el área y ayuda a resolver la hinchazón y el líquido acumulado.

Ud. podrá retomar sus actividades después de 2 a 3 días de postoperatorio. Las actividades deportivas serán incorporadas gradualmente a partir de la segunda semana.


Si Ud. esta pensando en una lipoescultura.

La lipoescultura es el procedimiento mediante el cual se aspiran los depósitos grasos inestéticos que no responden a la dieta o el ejercicio.

La lipoescultura es una técnica para extraer acumulos de tejido graso no deseado de áreas específicas del cuerpo, tales como: mentón, cuello y mejillas; abdomen, caderas y región glútea, muslos, rodillas y tobillos. La lipoescultura no es un sustituto para los tratamientos de adelgazamiento, pero es el método de elección para extraer la grasa que no responde a la dieta y al ejercicio.

LOS MEJORES CANDIDATOS

Los mejores candidatos para la lipoescultura son aquellos pacientes que están dentro de un peso relativamente normal, pero que presentan acumulos de tejido adiposo en ciertas áreas de su cuerpo. El paciente debe ser saludable, psicológicamente estable y realista en sus expectativas. También importante es la firmeza de los tejidos y la elasticidad de la piel, lo cual redundará en un mejor resultado. Si la piel se encuentra en exceso o carece de elasticidad podrán ser necesarios procedimientos quirúrgicos adicionales para solucionar este problema.
No es recomendable este procedi-miento si ha tenido alguna cirugía reciente en la zona, si tiene trastornos circulatorios periféricos, enfermedades cardiovasculares u otra condición clínica invalidante. Ud. deberá saber que la lipoescultura por si misma no mejorará el poceado o “piel de naranja” de la celulitis. Este procedimiento está indicado en el tratamiento de la mama adiposa masculina, conocida como “ginecomastia”

LA CIRUGIA

El cirujano introducirá una cánula a través de una mínima incisión en la piel. Esta cánula se conectará a una unidad de vacío que permitirá la aspiración del tejido graso.

DESPUES DE LA CIRUGIA

Estas instrucciones generales serán tratadas particularmente en la consulta:

1. La vestimenta compresiva será usada en forma permanente durante las dos primeras semanas. Puede quitárselas para tomar una ducha diaria a partir del tercer día. No podrá tomas baños de inmersión durante la primer semana. La vestimenta compresiva previene la acumulación de líquido en las áreas tratadas y favorece la inmovilización de la piel.
2. Las molestias ocasionadas por este método y durarán 5 a 7 días, dependiendo de la magnitud del procedi-miento y la respuesta particular de cada paciente. Se indican analgésicos postoperatorios.
3. La hinchazón desaparece mayormente de las áreas intervenidas en las primeras semanas. El drenaje linfático aplicado en este período mejora notablemente la evolución. Este masaje estimula el flujo sanguíneo en el área y ayuda a resolver la hinchazón y el líquido acumulado.
4. Los hematomas, la decoloración de la piel y cierta disminución de la sensibilidad pueden estar presentes por algunas semanas. Ud. podrá retomar sus actividades caminar lentamente y sentarse después de 2 a 3 días de postoperatorio. Las actividades deportivas serán incorporadas gra-dualmente 3 a 4 semanas después del procedimiento.

LIPOESCULTURA TUMESCENTE

¿EN QUE DIFIERE DE LA LIPOESCULTURA CONVENCIONAL?

La lipoescultura tumescente es un nuevo método para realizar la extracción de los acúmulos grasos indeseados. La lipoescultura ha sido recientemente mejorada mediante las técnicas tumescentes facilitando resultados mas predecibles. Se realiza mediante la aplicación de gran cantidad de solución anestésica que ayuda a disminuir la densidad del tejido graso, disolviéndolo antes de aspirarlo. Esta técnica permite extraer más volumen de grasa con menos hematomas.

LOS MEJORES CANDIDATOS PARA LA LIPOESCULTURA TUMESCENTE

La lipoescultura no es un método de reducción de peso. Los mejores candidatos son los pacientes con no más de un 10% de exceso de su peso ideal, que tienen depósitos adiposos en cierta zonas que no desaparecen con la dieta y el ejercicio. En las mujeres estas zonas son las caderas, flancos cara interna y externa de muslo, abdomen, etc. En los hombres los flancos, el abdomen inferior, etc. Los depósitos grasos son generalmente predispuestos genéticamente y como dijimos no responden a la dieta y el ejercicio como lo hacen los depósitos generalizados.

¿CUALES SON LOS BENEFICIOS DE LA LIPOESCULTURA TUMESCENTE?

En nuestra experiencia la lipoescultura tumescente presenta las siguientes ventajas:
1. Más efectividad en ciertas áreas de grasa más fibrosa.
2. Menos fatiga del cirujano por tener la cánula una penetración más fácil.
3. Menos trauma de los tejidos por la misma razón.
4. Menor sangrado con menos hematomas y un período de recuperación algo más corto.

¿CUALES SON LOS RIESGOS?

Los riesgos y desventajas de este procedimiento son los siguientes. Convérselos con el Dr. Tagliapietra antes de agendar su cirugía y haga todas las preguntas que tenga:
1. La lipoescultura tumes-cente puede mejorar el poceado pero no corrige.
2. La mayoría de las irregularidades desapare-cen en los primeros dos meses. Ud. podrá necesitar masaje o drenaje linfático para mejorar la evolución.
3. Las cicatrices son generalmente pequeñas y poco evidentes, pero la calidad de las mismas no es predecible.
4. Cierta insensibilidad puede aparecer en las zonas tratadas. La mayoría de los pacientes la recobra en uno o dos meses aunque en algunos pocos casos puede ser más prolongada.
5. La lipoescultura conlleva los riesgos potenciales de cualquier operación: infec-ción, sangrado, cicatrices inestéticas, etc. así como también los inherentes a la anestesia a emplear.
6. Si Ud. fuma es especial-mente importante que reduzca significativamente el consumo por una o dos semanas antes de la cirugía. El fumar inhibe el flujo de sangre a la piel y puede interferir con la cicatrización de las heridas.

CUIDADOS POSTOPERATORIOS

1. La vestimenta compresiva será usada en forma permanente durante las dos primeras semanas. Puede quitárselas para tomar una ducha diaria a partir del tercer día. No podrá tomas baños de inmersión durante la primer semana. La vestimenta compresiva previene la acumulación de líquido en las áreas tratadas y favorece la inmovilización de la piel.
2. Las molestias ocasionadas por este método y durarán 5 a 7 días. De todas maneras depende de la magnitud del procedimiento y la respuesta particular de cada paciente. Se indican analgésicos para controlar las molestias post-operatorias.
3. La hinchazón desaparece mayormente de las áreas intervenidas en las primeras semanas. El drenaje linfático aplicado en este período mejora notablemente la evolución. Este masaje estimula el flujo sanguíneo en el área y ayuda a resolver la hinchazón y el líquido acumulado.
4. Los hematomas, cambios de coloración en la piel y cierta disminución de la sensibilidad pueden estar presentes por algunas semanas. Ud. podrá retomar sus actividades caminar lentamente y sentarse después de 2 a 3 días de postoperatorio. Las actividades deportivas serán incorporadas gradua-mente 3 a 4 semanas después del procedimiento.